Sobre el Concurso de Cristalización

El Concurso de Cristalización en la Escuela utiliza un formato de probado éxito ideado por el científico andaluz Juan Manuel García Ruiz, fundador del Laboratorio de Estudios Cristalográficos y actualmente Investigador Principal de uno de los Senior Advanced Grant del ERC (Prometheus). Durante los últimos nueve años, el Concurso de Cristalización en la Escuela ha sido desarrollado en Andalucía por el Laboratorio de Estudios Cristalográficos del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-Universidad de  Granada) y por la mayoria de las Universidades Andaluzas, con la ayuda de la FECYT y la Fundación Descubre. El formato de este Concurso se ha exportado con éxito dentro y fuera de España.

El Concurso está basado en la realización de proyectos de investigación relacionados con la cristalización, cuya idea principal es incentivar el espíritu investigador de las alumnas y alumnos. En definitiva, nuestro mayor interés es que los estudiantes aprendan a comportarse como científicos.

Para participar en el Concurso de Cristalización en la Escuela es imprescindible que el profesor responsable haya realizado el curso “Cristalografía en la Escuela” (ver contenidos del curso en el apartado “como participar).

Para más información sobre cómo participar, contacte con el Coordinador de su provincia: Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Granada, Jaén, Málaga, Sevilla.

Dirigido a
  • Estudiantes de ESO y Bachillerato de 12-17 años.
  • Profesores de ESO y Bachillerato de la rama de Ciencias.
Objetivos

El objetivo central del Concurso es aprovechar el atractivo natural que posee el fenómeno de la cristalización con objeto de enseñar a los estudiantes cómo se hace y disfruta la Ciencia, y cómo se compite en los ámbitos científicos, a través de un formato de concurso que utiliza todos los ingredientes del método científico: desde la investigación en el laboratorio, hasta la presentación de resultados en un congreso científico.

El Concurso de Cristalización en la Escuela está diseñado con objeto de transmitir a alumnos de educación secundaria cómo se hace y disfruta la Ciencia y cómo se compite en los ámbitos científicos a través de un formato de “concurso competitivo” que utiliza todos los ingredientes del método científico: desde la investigación en el laboratorio hasta la presentación de resultados científicos en un “congreso científico”.  Por tanto, el principal objetivo no es otro que la divulgación de la importancia del mundo de los cristales en la sociedad moderna y sobre todo fomentar el estudio, el trabajo sistemático, el pensamiento racional y la comunicación entre los jóvenes estudiantes, aprovechando experimentos atractivos de cristalización.

Fases del Concurso

La Final del Concurso

La Final se organiza con formato de “Congreso Científico”, que permite a los estudiantes de secundaria, desde un punto de vista práctico, conocer cómo se trabaja y compite en los ámbitos científicos, así como desarrollar habilidades de comunicación hoy en día muy valoradas.

Importancia de la Cristalografía y la Cristalización

La formación en Cristalografía promueve habilidades transversales como la percepción espacial y estética, o la solución práctica de problemas complejos que deberían potenciarse en los niveles educativos iniciales. Por tanto, se transmitirá al estudiante un conocimiento coherente sobre la importancia y trascendencia de la cristalización como fuente para la resolución de problemas industriales. Paradójicamente, la Cristalografía y Cristalización suele estar ausente en los programas docentes oficiales en todos los niveles educativos que hace que la mayor parte de la formación en esta área se imparta de forma tardía e inconexa.

Historia

La historia del Concurso de Cristalización en la Escuela nació en el año 2009 en una edición que se organizó conjuntamente entre centros educativos de Andalucía y Puerto Rico. A través de los años, el concurso ha ido sufriendo modificaciones y mejoras, tanto en los materiales utilizados, como en el desarrollo de los protocolos de uso. Se han organizado ediciones del concurso en Asturias (2010), Andalucía (2009, 2013), Cataluña (2012, 2013) y una, a escala estatal (2011), en la que participaron un número reducido de centros distribuidos en unas pocas comunidades autónomas.